Model
  • Before-Slider bozetos viviendas frente al mar verde
    After-Slider bozetos viviendas frente al mar verde
    Before Slider bozetos viviendas frente al mar verde After
  • Before-Slider oblicua Frente al Mar Verde
    After-Slider oblicua Frente al Mar Verde
    Before Slider oblicua Frente al Mar Verde After
  • Before-Slider horizontal frente al mar verde
    After-Slider horizontal frente al mar verde
    Before Slider horizontal frente al mar verde After
05 Maqueta Final

Vivienda frente al Mar Verde

Oculta y cobijada en el casco urbano del municipio sevillano de Alcalá de Guadaira, la Vivienda frente al Mar Verde ocupa una de esas parcelas que sobrecogen y emocionan con tan solo poner un pie en ellas. Cruzar su modesto acceso en nuestra primera visita inmediatamente nos hizo dejar atrás un entorno urbano de viviendas populares entremedianeras para adentrarnos en un sinfín de estímulos arquitectónicos que nuestra propuesta retrotrae: los aromas y el microclima que la prominente y salvaje vegetación interior genera; los sonidos de las aves que la habitan; la rotundidad geométrica del arco en las construcciones industriales que todavía se conservan; el equilibrio entre la calidez de la cerámica, la crudeza del hormigón, la ligereza del acero y la volatilidad del albero; el carácter longitudinal que suavemente nos eleva y acompaña hasta el fondo de la parcela para, impetuosa, mostrarnos sus vistas… ¡Ay sus vistas! La parcela se prolonga hasta la cornisa de uno de los cerros del municipio, un privilegiado mirador que amplía sus límites al patrimonio histórico y natural de Alcalá: el Castillo de Alcalá de Guadaira y su recinto fortificado, la Iglesia Nuestra Señora del Águila, la Ermita de San Roque, y los molinos fortificados a orillas del río reclaman su atención; tanto o más aún si cabe, lo hacen las Riberas del Guadaíra y su Parque de Oromana que se convierte en el telón de fondo de tan majestuosa escena. Las copas de los pinos, desde las alturas de este mirador, se convierten en un Mar Verde que desde los límites del horizonte inunda el interior la parcela.

Desde esa primera visita supimos que en esos estímulos se encontraba nuestro proyecto. La vivienda unifamiliar aislada propuesta los reinterpreta y pone en valor. Tomamos prestados algunos de los arcos de medio punto de las construcciones existentes y los incorporamos a un esqueleto estructural que los replica y transgrede con geometrías elípticas. Estos arcos construyen el armazón bajo el que se cobija la vivienda en un juego de espacios interiores que desdibujan sus límites sobre porches resguardaos en este exoesqueleto. Las tangentes y diagonales entre estas geometrías lanzan las miradas de sus usuarios  a tan característico panorama. La edificación principal recupera el carácter longitudinal de las edificaciones originales y ocupa una posición central en la parcela. No obstante, anexa construcciones puntuales al sentido lineal para delimitar los distintos espacios exteriores que circundan la totalidad del perímetro de la edificación. Así, diferenciamos una tranquila y resguardada zona de noche al comienzo de la parcela; y una vibrante y agitada zona de día en la cabecera del proyecto, en la lanzadera del mirador. La mayor parte de la vivienda se desarrolla en una única planta baja que asume con suaves rampas los desniveles de la parcela. Solo un volumen cúbico en una posición central se eleva hasta la primera planta donde ubicamos el dormitorio principal y un estudio. A modo de torreón sobre el cerro, esta construcción avista el Mar Verde y su patrimonio inserto.

Arquitectura, patrimonio y emoción.